Archivo de la categoría: Phantogram

Phantogram

Estar en “provincia” tiene sus ventajas. No hay (tanto) tráfico, no hay (tantas) manifestaciones, las distancias son humanamente comprensibles, la gente es menos gandalla, entre otras creencias.

Pero entre las grandes desventajas, se encuentra no figurar como ciudad a visitar para algunos actos en vivo. Los artistas que se aventuran a viajar a México, a pesar de nuestra dudosa fama a nivel mundial, ponen al D.F. como su destino seguro para marcar la palomita y tal vez, si hay algún promotor temerario, visitarán Monterrey o Guadalajara. Fue el caso de Phantogram. Banda neoyorkina que se presentará este fin de semana en el festival Nrmal junto con Future Islands, Peaking Lights, Porter y muchas más. Uno como clasemediero tiene que elegir sus batallas y este año nos quedamos en casa, esperando como el cardúmen que se le pega al gran pez para ver si le caen algunas sobras.
Así fue como Phantogram abrió una fecha en Teatro Estudo Cavaret. Poco a poco fueron llenando el local jovencitas (nótese la brecha generacional) portando las minifaldas recién sacadas del closet, desempolvados shorts vestían a piernas liberadas que se paseaban por el lugar, imitando a Sarah Barthel, la hermosísima mitad de Phantogram. Tal vez me vi influenciada por la vocalista al notar a tantas chicas con flequillos, emocionadas por escuchar a una banda que pocos creíamos que llegara a Guadalajara con tan poca audiencia. Sorpresa que compartía Sarah, la vocalista/tecladista, al confesar que no sabían qué esperar, y agradecían a los más de dos mil asistentes nuestra efusión.
Fue un buen concierto para abrir la temporada. Con toques electrónicos pop que dejan ver su influencia a grupos británicos como Portishead (acusados por Geoff Barrow hace meses) pero eso sí, con un toque más energético y upbeat.
Es un buen concierto cuando hay buena comunicación con la audiencia. Sarah nos saludó y tuvo un par de intervenciones, así como la otra mitad, Josh Carter (reporte banal: está chido, pero está más chida ella).
Es un mejor concierto cuando la audiencia responde y se entrega. Cierto, siempre va a haber el molesto grupo de personas que creen que pagaron 600 pesos para platicar en UN CONCIERTO. En dado caso lo mejor es lanzar tu mejor mirada condenatoria, otra opción es empujarlos hasta que se muevan hasta al fondo del local, y la peor opción es confrontarlos con toda la autoridad que ser un verdadero fan, te otorga)
Es un excelente concierto cuando esperan al final para tocar la canción por la cual se dieron a conocer, justo cuando las emociones que llevabas cargando toda la semana están a punto de desbordar. Justo cuando los vasos de cerveza empiezan a volar y todos brincan gritando al unísono, cantando la canción (I WISH I COULD BELIEVE/ I WISH I COULD BELIEVE!!!) pero en realidad pensando (¡¡¡ESTO ES DE LO QUE TE VENGO HABLANDO TODA LA SEMANA!!!)

Anuncios