Una ventana para Björk: Vulnicura y su Exposición retrospectiva en el MoMA

IMG_6922

Es difícil hablar de Björk en 2015 sin abundar en varios asuntos. Ella terminó su matrimonio de 13 años recientemente. Digamos que Björk es una vieja y buena amiga. Así que a mi amiga se le acabó su relación de muchos años. Aparentemente el tipo estuvo alejándose poco a poco, ella es más expresiva, él no se abre a sus emociones (…all that matters is who is open chested and who has coagulated. Who can share and who has shut down the chances). Finalmente la deja a ella y a la familia que habían formado. ¿Qué hace mi amiga? Pues nada, lo plasma en un álbum. Ella nunca ha sido muy abierta con los medios de comunicación. Son varios los ataques, violentos de animal herido se podría decir, a reporteros por parte de Björk a través de los años. Pero a partir de marzo de 2015, nos habla abiertamente de la ruptura de su matrimonio. Nos canta sobre su preocupación por su familia y el distanciamiento que sufre por parte de su pareja. El lanzamiento de su más reciente álbum, Vulnicura es una honesta confesión sobre el rompimiento y la transformación a través del dolor y la expresión del mismo (learning by love to open it up / let this ugly wound breathe). Por ahora, deja a un lado las experimentaciones de sus últimos trabajos.
Stonemilker
No me parece extraño entonces que haya aceptado exponer su trabajo como solista a través de una retrospectiva de sus veinte años de carrera. El Moma, el museo de arte moderno en Nueva York, le ha dedicado cuatro espacios distribuidos en tres pisos:

IMG_6697 IMG_6883

En el lobby se encuentran varios instrumentos usados en Biophilia. El segundo piso dedica dos salas al gran trabajo audiovisual que ha realizado al lado de directores como Michel Gondry, Sthéphane Sednaoui, Spike Jonze o Chris Cunningham. La otra sala es un video de una canción de Vulnucura en sonido 3D. 49 bocinas retumban Black Lake, desgarradoras imágenes de su desesperación por la ruptura de su relación.
IMG_0740
El tercer piso, Songlines, es un laberinto en el que, guiados por un iPod touch, se exponen imágenes y sonidos de sus ocho álbumes. Mientras se va avanzando, de manera interactiva cambian las narraciones. Björk nos abre sus libretas donde ideó sus mayores éxitos en su impecable caligrafía y nos muestra icónicas piezas de su guardarropa como el traje que usó en la portada de Post, o el atuendo que llevó en Jóga.
IMG_0738
Por medio de una narrativa fantasiosa que nos remonta a Islandia, al entrar de un espacio al otro, se van actualizando partes de los álbumes. Inicia Human Behaviour y nos topamos con un pequeño maniquí que imita la portada de Debut. IMG_6927

Entramos a Post y vemos los zapatos rojos que aparecen en Hyperballad.

IMG_6933

Ya cuando entramos a Homogenic y nos topamos con el traje que usa para el video de Jóga, estamos extasiados (emotional landscapes) y escuchamos partes de Unravel (while you are away / my heart comes undone) y al voltear a la izquierda, nos encontramos con Los. Robots.

IMG_6950 IMG_6942

Ésos que Chris Cunningham vuelve a la vida en All is full of love, escuchamos la canción completa. No contenemos las lágrimas. Pasamos a Vespertine y sus cajas melódicas.

IMG_6963IMG_6970

Cocoon y Aurora nos consuelan y nos preparan para ver el traje de ganso que Bjork llevó a los Óscares. Selmasongs se asomó por un instante.

IMG_6974IMG_6965IMG_6979

Caminamos hacia Médulla, un disco tejido por voces. Where is the Line y Triumph of the Heart se ven muy bien aprovechadas en la tienda de souvenirs. Lápices, tazas y cuadernitos en su honor. La penúltima parada es para Volta.  IMG_6983

Comienza We are the Earth Intruders y Björk enfundada en su traje de ¿exploradora?, recordamos el deleite de escuchar a Antony Hegarthy y el regalo de encontrarlo de nuevo en Vulnicura. El último pasillo nos despide Biophilia, la introspección que se siente una continuación a la exploración urgente de Volta.

IMG_6991

Mucha gente nos pasó de largo durante este camino, tal vez apurados para recorrer el resto del Moma. En el New York Times se criticó duramente al curador a cargo de esta exposición. Llámenme novata en el mundo del arte. Una simple espectadora. Pero creo en mi conocimiento básico de los museos y el arte en específico, que lo importante es mover, es emocionar, es sentirte feliz de haber podido experimentar lo vivido. Y para esta fan de Bjork, esta retrospectiva cumplió su cometido. Emocionarme hasta las lágrimas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s